SEIS TRADICIONES QUE NO ESTAN EN LAS ESCRITURAS

SEIS TRADICIONES QUE NO ESTБN EN LAS ESCRITURAS Copyright © 2006 Trumpet Ministries, Inc. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Texto bнblico tomado de la Santa Biblia, Nueva Versiуn Internacional, © 999 por la Sociedad Bнblica Internacional.

Traducciуn de Carmen Alvarez

SINOPSIS

Existen por lo menos seis tradiciones que no estбn en las Escrituras que influyen en el pensamiento de las personas Cristianas. Si estas no estuvieran causando problemas, no las examinarнamos ya que estб escrito que no debemos de quitar ( o cambiar de lugar) los linderos o testimonios antiguos. Pero estos testimonios no fueron establecidos por el Seсor y su efecto no es edificante.

La primera tradiciуn que no estб en las Escrituras es que el Seсor vendrб para llevar a Su Iglesia al Cielo.

La segunda tradiciуn que no estб en las Escrituras es que el Cielo es el hogar eterno del santo.

La tercera tradiciуn que no estб en las Escrituras es que todo creyente cuando muera vivirб en una mansiуn y andarб sobre una calle de oro.

La cuarta tradiciуn que no estб en las Escrituras es que recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo.

La quinta tradiciуn que no estб en las Escrituras es que nuestro cuerpo fнsico no serб resucitado de entre los muertos.

La sexta tradiciуn que no estб en las Escrituras es que nunca podemos perder nuestra salvaciуn una vez que hemos sido salvos.

Tabla de Contenido

Introducciуn

El Seсor Vendrб Para Llevar A Su Iglesia Al Cielo

El Cielo Es El Hogar Eterno Del Santo

Todo Creyente Cuando Muera Vivirб En Una Mansiуn Y Andarб Sobre Una Calle De Oro

Recibiremos Nuestra Recompensa Cuando Vayamos Al Cielo

Nuestro Cuerpo Fнsico No Serб Resucitado De Entre Los Muertos

Nunca Podemos Perder Nuestra Salvaciуn Una Vez Que Hemos Sido Salvos

Conclusiуn

SEIS TRADICIONES QUE NO ESTБN EN LAS ESCRITURAS

Introducciуn

Existen por lo menos seis tradiciones que no estбn en las Escrituras que influyen mucho en el pensamiento Cristiano Evangйlico:

El Seсor vendrб para llevar a Su Iglesia al Cielo.

El Cielo es el hogar eterno del santo.

Todo creyente cuando muera vivirб en una mansiуn y andarб sobre una calle de oro.

Recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo.

Nuestro cuerpo fнsico no serб resucitado de entre los muertos.

Nunca podemos perder nuestra salvaciуn una vez que hemos sido salvos.

Cuando te hayas levantado del suelo, proseguiremos.

Quizб le ayude al lector saber que el que escribiу el pбrrafo anterior es un Cristiano profundamente comprometido, uno que cree firmemente en la completa inspiraciуn verbal de los generalmente aceptados textos Hebreos y Griegos. Tambiйn es un pastor ordenado en una respetada denominaciуn Pentecostйs.

Discutiremos las seis tradiciones desde el punto de vista de las Escrituras, y no en lugar del punto de vista filosуfico. No usaremos analogнas ni razonamiento deductivo sino que apoyaremos nuestra posiciуn con pasajes claros de las Escrituras manteniйndolas en su contexto.

Por quй a lнderes devotos, mбs inteligentes que nosotros, se les escaparнa el error obvio de las seis tradiciones no es comprensible, a menos que sea cierto que estemos tan cerca del regreso del Seсor y del establecimiento del Reino de Dios sobre la tierra que las creencias anteriores no hacen frente a las necesidades del presente. Aparentemente los sellos del Libro estбn siendo desatados.

Tambiйn, la llegada a la madurez de la mala hierba de la maldad requiere de un dominio mбs firme de las Escrituras de lo que hemos tenido anteriormente. Hoy es el dнa del poder del Seсor, un tiempo de fortaleza y victoria sobre la tierra, que necesita de fortaleza y victoria en el reino espiritual.

Miren mis manos y mis pies. ЎSoy yo mismo! Tуquenme y vean; un espнritu no tiene carne ni huesos, como ven que los tengo yo. (Lucas 24:39 - NVI)

El versнculo anterior quizб aparente ser una interrupciуn a nuestro pensamiento, pero no lo es. Permнtenos darnos prisa en explicarlo.

Jesъs resucitу fнsicamente de entre los muertos. La Biblia habla sobre la caнda, y despuйs de la redenciуn del hombre a travйs del Seсor Cristo Jesъs. Un hombre fнsico pecу y regresу a ser polvo, asн como Dios nos advirtiу. Un hombre fнsico saliу del sepulcro cavado en una roca, como la promesa de la inmortalidad que el hombre fнsico algъn dнa obtendrнa. Adбn y Eva y sus descendientes salvos una vez mбs vivirбn en el Paraнso sobre la tierra.

La tierra fнsica es muy buena y aquн es donde el hombre tiene destinado vivir para siempre, aunque como una humanidad superior a la que actualmente disfrutamos ser –y sin la presencia corrupta de los бngeles caнdos.

Satanбs ve a la tierra fнsica como su dominio. Йl se opondrб ferozmente a cualquier movimiento de Cristo Jesъs y de Sus santos que parezca ser capaz de interrumpir la influencia que tiene sobre la naturaleza pecaminosa de la humanidad. La serpiente ha sido condenada a comer polvo y posee una lujuria insaciable por la carne de los humanos.

Satanбs podrнa desear que todos nos fuйramos al Cielo (de donde йl vino) y dejar que йl y sus demonios saciaran sus apetitos lujuriosos a travйs de la carne de la gente. Pero la palabra incambiable declara que la tierra es del Seсor y la plenitud de la misma; el mundo y aquellos que moran en йl.

Todavнa no nos damos cuenta de que las Escrituras estбn orientadas hacia el mundo fнsico, el cual por cierto es superior a los cielos espirituales. El Reino de Dios es la vestimenta de la Gloria de Dios y del Cielo con carne y huesos. їNo es esto lo que saliу del sepulcro de Josй de Arimatea?

La filosofнa ocultista del Gnosticismo era predominante en el primer siglo.

Ciertos aspectos de la Biblia parecнan similares a las enseсanzas Gnуsticas y por esto la doctrina Cristiana se contaminу con este tipo de pensamiento. Eruditos mantienen que el Libro de Primera de Juan fue escrito para combatir el Gnosticismo. En mi opiniуn personal el Capнtulo Quince de Primera de Corintios tambiйn fue una reacciуn al pensamiento Gnуstico. Uno puede observar en este capнtulo que Pablo estaba luchando contra aquellos que decнan que no habнa resurrecciуn de entre los muertos.

їCuбl es la idea central del Gnosticismo, y de la gracia sin obediencia a la ley que dio por resultado? (El resultado de que somos salvos por fe y gracia sin tener que obedecer la ley moral.)

La idea central del Gnosticismo es que no debe de hacerse caso a la carne del hombre en favor de la salvaciуn de su espнritu. A travйs del conocimiento especializado, el espнritu puede ser redimido e ir al Cielo.

Los Gnуsticos negaron que Cristo Jesъs vino en la carne, manteniendo que su apariencia corporal era una ilusiуn. Algunos de los Gnуsticos vivieron vidas muy sensuales debido a su creencia que el cuerpo fнsico nunca serнa redimido. No aceptaban guardar los mandamientos de Dios, ya que no veнan la razуn para hacerlo. Por esto, el Apуstol Juan insistiу que al menos que guardemos los mandamientos de Dios, no Le conocemos.

Cuando Jesъs afirmу tener carne y huesos Йl estaba mostrando que la verdad Divina es lo opuesto al Gnosticismo. Los dos entendimientos de la redenciуn no podrнan estar mбs opuestos. Uno es el enemigo mбs resuelto del otro.

Las enseсanzas Evangйlicas con respecto a la expiaciуn por la sangre, a la resurrecciуn corporal y segunda venida del Seсor, y al Espнritu Santo son de Dios. Pero las seis tradiciones que hemos mencionado, que el Seсor vendrб para llevar a Su Iglesia al Cielo, que el Cielo es el hogar eterno del santo, que todo creyente cuando muere vivirб en una mansiуn y andarб sobre una calle de oro, que recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo, que nuestro cuerpo fнsico no serб resucitado de entre los muertos, y que nunca podemos perder nuestra salvaciуn una vez que hemos sido salvos, son mucho mбs Gnуsticas que Cristianas.

Tambiйn, la doctrina del rapto de los creyentes antes de la tribulaciуn, que no estб en las Escrituras, refleja tradiciуn Gnуstica de dos maneras: primero, ignorando la resurrecciуn y enfatizando una huida al Cielo; segundo, enseсando que Dios salva a Su gente de los problemas poniйndolos en otro lugar. En muchos casos, la Biblia revela que Dios salva a Su gente protegiйndolos en el foso de los leones, no quitбndolos de ahн. El Salmo Noventa y Uno es un ejemplo de esto. Las tradiciones Gnуsticas Antiguas cuentan que Dios protege a Sus preferidos quitбndolos del sitio del problema. ЎPero nosotros los Cristianos atravesamos el fuego y el agua sin ser destruidos! Esta es la forma en que Dios generalmente obra.

No existe ningъn pasaje en las Escrituras que enseсe que el Seсor vendrб para llevarse a Su Iglesia al Cielo. ЎImagнnate! Una de nuestras declaraciones bбsicas no estб en las Escrituras. En realidad, el propуsito del regreso del Seсor es el de instalar Su Reino sobre la tierra, de establecer justicia entre las naciones salvas. Esto se enseсa claramente en numerosos pasajes.

El Cielo no es nuestro hogar eterno. Estaremos con el Seсor sobre la tierra cuando Йl gobierne desde Jerusalйn ("y asн estaremos siempre con el Seсor"). Estaremos con el Seсor por siempre sobre la nueva tierra. Todos estamos de acuerdo con esto. Entonces їpor quй hablamos de hacer que el Cielo espiritual sea nuestro hogar eterno? ЎEsto es Gnosticismo!

Sн hay unos cuantos versнculos (Ўno muchos!) en el Nuevo Testamento que presentan al santo fallecido en el reino espiritual. Ninguno de ellos describe al paraнso reportado a nosotros por aquellos que han tenido experiencias al borde de la muerte. No desacreditamos estas experiencias al borde de la muerte sino que nos esperanzamos en ellas. Sin embargo, las tremendas fuerzas de maldad de nuestro dнa requieren que nos aferremos constantemente a la Palabra escrita, ya que la Palabra es nuestra ъnica ancla confiable y juez de los espнritus.

La nociуn comъnmente aceptada que recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo tambiйn es un producto del pensamiento Gnуstico. La Biblia no enseсa que recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al cielo sino cuando el Seсor regrese. Este hecho puede ser demostrado fбcilmente con Escrituras. Algunos quizб no estйn de acuerdo con la opiniуn del autor, que nosotros los Evangйlicos no creemos que el cuerpo fнsico serб resucitado de entre los muertos. Pero es un hecho. Nuestras tradiciones describen que dejaremos caer nuestro cuerpo pecador y resucitaremos para encontrar nuestro reposo eterno en el Cielo. Esto es Gnosticismo puro. Pablo no gimiу para escapar al reino espiritual sino por la redenciуn de su cuerpo, que es mбxima oposiciуn al Gnosticismo.

Pablo deseу estar con el Seсor. (їQuiйn no, en sus circunstancias?) Pero el ъnico gemido que Pablo hizo fue por la redenciуn de su cuerpo fнsico. ЎPiйnsalo!

La esperanza de la resurrecciуn de nuestro cuerpo de entre los muertos, y de vestirlo con vida incorruptible es un aspecto central de la redenciуn Divina. La resurrecciуn del cuerpo fнsico es sumamente mбs significativa e importante que el "ir al Cielo".

La influencia Gnуstica ha degradado la doctrina de la resurrecciуn a un lugar de importancia mнnima o nula mientras que la idea de que el santo sea "arrebatado" al Cielo se ha vuelto la esperanza bendita de la Iglesia. Mis queridos Hermano y Hermana en el Seсor, el arrebato al Cielo de los santos nunca ha sido y nunca serб la esperanza bendita de la Iglesia. Nos estamos alejando de nuestras amarraduras bнblicas. Nuestras tradiciones nos estбn llevando aun mбs lejos de la verdad en las Escrituras.

їPuedes imaginarte tal desviaciуn de las Escrituras? їPuedes simplemente ver a Cristo Jesъs y a Sus Apуstoles enfatizar el "arrebato" en sus declaraciones? Imagнnate a Pablo diciendo que estaba buscando obtener el "arrebato en las nubes". Estamos muy alejados de la realidad, gracias a la filosofнa oculta del Gnosticismo.

Es hora de regresar a las Escrituras ya que el Dнa del Seсor estб cerca; no un dнa de huida al Cielo espiritual sino la redenciуn de los cuerpos de los santos victoriosos; y despuйs, a travйs de ellos, del universo creado. Esto es lo que la Biblia enseсa y esto es lo que sucederб en el no tan lejano futuro.

El concepto que nunca podemos perder nuestra salvaciуn una vez que somos salvos estб fundado en la idea de que la salvaciуn es la residencia eterna en el Cielo espiritual. Cuando cambiamos nuestra visiуn de la meta de la salvaciуn a que sea nuestra resurrecciуn de entre los muertos y vida renovada en la tierra, la doctrina de seguridad eterna pierde su fuerza y validez.

Pierde su fuerza porque por "nunca puede ser perdido" quiere decir que iremos al Cielo en lugar de al Infierno cuando muramos; cuando en realidad la resurrecciуn a la vida eterna, no a la residencia en el Cielo, es nuestra meta. Y nuestro comportamiento afecta directamente el tipo de resurrecciуn que tendremos. (ЎEste ъltimo pensamiento necesita de atenciуn cuidadosa por todos los Cristianos!)

Cuando tenemos la definiciуn verdadera de la salvaciуn, la posiciуn de seguridad eterna pierde su validez ya que el significado mismo de ser salvo, es el ser transformado a la imagen de Cristo y de estar en reposo tranquilo en la voluntad del Padre. Decir que podemos pecar y aъn asн ser "salvos" es mantener que podemos ser sanados y todavнa estar enfermos.

Invitamos al lector a encontrar tres pasajes de las Escrituras en contexto firme que apoyen cualquiera de las seis tradiciones. Si tres pasajes claros en contexto, no suposiciones, ni deducciones, ni implicaciones, ni analogнas, ni razonamientos no pueden ser encontrados, entonces sugerirнamos una cuidadosa consideraciуn a lo demбs que tenemos que decir con respecto a las seis tradiciones que estamos discutiendo. їPuedes @encontrar siquiera un versнculo que nos diga que el Seсor Jesъs vendrб para llevar a Su Iglesia al Cielo? Muy probablemente no.

Entonces examinemos algunos pasajes que revelan lo que las Escrituras realmente dicen acerca del regreso del Seсor. Verбs inmediatamente que todos estбn dirigidos hacia el establecimiento del Reino de Dios sobre la tierra y a traer justicia a las naciones salvas.

El Seсor Vendrб Para Llevar A Su Iglesia Al Cielo

Esta tradiciуn estб tan atrincherada en nuestras predicaciones e himnos que quizб requiera de una generaciуn o dos para que nuestro йnfasis se vuelva hacia el regreso del Seсor y a la resurrecciуn de entre los muertos.

"El Seсor vendrб para arrebatar y llevarse a Su Esposa". Quй venerable aspecto de nuestra religiуn. Pero no se encuentra en las Escrituras.

El Antiguo Testamento, en numerosos pasajes, considera el propуsito del regreso de Cristo, del Mesнas, como la liberaciуn de Israel y el establecimiento de justicia entre las naciones de la tierra.

Porque nos ha nacido un niсo, se nos ha concedido un hijo; la soberanнa reposarб sobre sus hombros, y se le darбn estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Prнncipe de paz. Se extenderб su soberanнa y su paz, y no tendrб fin. Gobernarб sobre el trono de David y sobre su Reino, para establecerlo y sostenerlo con justicia y rectitud desde ahora y para siempre. Esto lo llevarб a cabo el celo del SEСOR Todopoderoso. (Isaнas 9:6-7 - NVI)

Йste es mi siervo, a quien sostengo, mi escogido, en quien me deleito; sobre йl he puesto mi Espнritu, y llevarб justicia a las naciones. (Isaнas 42:1 - NVI)

El Seсor Cristo Jesъs (y nosotros con Йl) vendrб para sentarse en el Trono de David en Jerusalйn y desde ese trono traer justicia a las naciones salvas del mundo.

їCуmo perdimos esta visiуn? їCуmo cambiamos la visiуn bнblica a una huida de los santos al Cielo? їAcaso fue el Gnosticismo? їAcaso el Dispensalismo? їQuй modelo de interpretaciуn bнblica dominу nuestra esperanza? їFue la nociуn de que los Gentiles estarнan en el Cielo y los Judнos en la tierra? їAcaso fue esta posiciуn anti-Paulina la que ha traнdo tantos estragos a nuestro entendimiento de las Escrituras?

їPero acaso el Nuevo Testamento no revela claramente que el Seсor vendrб a llevar a Su Iglesia al Cielo?

He escuchado enseсanzas que el Seсor vendrб como un ladrуn y arrebatarб a Su Iglesia. Sin embargo, Pablo declarу en Primera de Tesalonicenses que el Dнa del Seсor no llegarб de sorpresa para los santos. Sin embargo, persistimos en este concepto totalmente fuera de las Escrituras.

El Seсor verdaderamente vendrб como ladrуn, no para robarse cosa alguna, sino para tomar por sorpresa al perverso. їPero no enseсу claramente Pablo que el Seсor va a llevar a Su Iglesia al Cielo?

ЎNo! ЎNunca! ЎNi una sola vez!

Pablo enseсу que Jesъs regresarнa en el poder de Su Reino y destruirнa al Anticristo, nunca nada mбs. ЎExamina las Escrituras!

Dios, que es justo, pagarб con sufrimiento a quienes los hacen sufrir a ustedes. Y a ustedes que sufren, les darб descanso, lo mismo que a nosotros. Esto sucederб cuando el Seсor Jesъs se manifieste desde el cielo entre llamas de fuego, con sus poderosos бngeles, para castigar a los que no conocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Seсor Jesъs. Ellos sufrirбn el castigo de la destrucciуn eterna, lejos de la presencia del seсor y de la majestad de su poder, el dнa en que venga para ser glorificado por medio de sus santos y admirado por todos los que hayan creнdo, entre los cuales estбn ustedes porque creyeron el testimonio que les dimos. (2 Tesalonicenses 1:6-10 - NVI)

De acuerdo al pasaje anterior, los santos no serбn liberados de la tribulaciуn llevбndolos al Cielo sino por el regreso del Seсor para destruir al Anticristo.

їCуmo puede algo ser mбs claro?

їPero acaso el Seсor en Primera de Tesalonicenses no hablу de arrebatar a Sus santos?

Sн lo hizo. Pero si lo notarбs, primero fueron resucitados de entre los muertos. Esto los hace invulnerables al Anticristo y a la tribulaciуn aun antes de que Cristo destruya a quienes los persiguieron.

Segundo, nunca son arrebatados al Cielo. No somos resucitados de entre los muertos para poder irnos al Cielo, sino para que podamos vivir eternamente en la tierra. Piйnsalo.

No son arrebatados al Cielo sino a las nubes. Ellos van a encontrarse con el Seсor cuando Йl estй regresando. No resucitan para regresar con el Seсor al Cielo. La mayorнa de los que serбn resucitados en ese dнa acaban de llegar del Cielo con el Seсor. їPor quй habrнan de regresar? Somos transformados y arrebatados en las nubes para encontrarnos con el Seсor a Su regreso para poder descender con Йl y destruir al perverso. Asн que la enseсanza que los creyentes dйbiles serбn arrebatados al Cielo para que no puedan ser lastimados por el Anticristo o la gran tribulaciуn estб totalmente fuera de las Escrituras y es totalmente ilуgico.

Es mбs, la doctrina del arrebato al Cielo estб alejando las mentes y los corazones de los creyentes de la importancia de presionar hacia la primera resurrecciуn de entre los muertos, que es el verdadero tema del Dнa del Seсor, dбndoles la esperanza, que no estб en la Biblia, que en su naturaleza pecaminosa dejarбn sus cuerpos y ascenderбn al Paraнso donde no volverбn a tener problemas. Esta esperanza sale de nuestra naturaleza adбmica y no es mбs que nuestro deseo de escapar del dolor y del terror. No es un deseo para obtener mayor rectitud o conocimiento del Seсor.

Cuando Pablo hablу sobre su esperanza de ser liberado del cuerpo del pecado y de la muerte era para poder ser libre del pecado y poder guardar la ley moral de Dios. ЎRevisa el contexto!

Los millones de Cristianos que han sido torturados, mutilados, y asesinados a lo largo de los siglos no fueron liberados quitбndolos de la tierra. їAcaso nosotros somos mбs favorecidos que ellos que Dios no pueda soportar vernos sufrir?

Las predicaciones que se llevan a cabo en iglesias Evangйlicas, agradando como lo hacen a las personas Americanas que aman el placer, son absolutamente repugnantes. Estamos renunciando a nuestra responsabilidad de ser vigilantes sobre la pared. Estamos traicionando a Aquel que muriу por nosotros cuando buscamos favores de los creyentes tibios de nuestro dнa, rehusando presentarles las exigencias del discipulado, diciйndoles que en cualquier momento serбn sacados de todo problema.

їPor quй estamos nosotros, los que profesamos que nos importan las naciones que no conocen a Cristo, tan listos para escapar al reino espiritual? їEstamos tan ansiosos de dejar a las personas de la tierra a las tiernas misericordias de Satanбs? La verdad es que Ўel avivamiento mбs grande de todos los tiempos ocurrirб a la hora de la llegada del Seсor1

ЎLevбntate y resplandece, que tu luz ha llegado! ЎLa gloria del SEСOR brilla sobre Ti! Mira, las tinieblas cubren la tierra, y una densa oscuridad se cierne sobre los pueblos. Pero la aurora del SEСOR brillarб sobre ti; Ўsobre ti se manifestarб su gloria! Las naciones serбn guiadas por tu luz, y los reyes, por tu amanecer esplendoroso. (Isaнas 60:1-3 - NVI)

El avivamiento mбs poderoso de todos, estб solo un poco mбs adelante de nosotros. їO suponemos, que habiendo sido cegados por la teorнa de la Dispensaciуn, que las naciones de la tierra vendrбn a la tierra fнsica y a la gente de Israel y no a la Iglesia de Cristo Jesъs?

De acuerdo a nuestro entendimiento, la Gloria del Seсor caerб sobre la Iglesia a la hora en que Jesъs aparezca en las nubes, asн como en los dнas de Noй en que las fuentes del grande abismo fueron rotas antes de que la lluvia comenzara a caer. Yo pienso que esto es lo que el Seсor quiso decir cuando Йl dijo que su regreso serнa como el relбmpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente. Tan pronto como somos uno en Cristo en el Padre el mundo creerб que es Dios quien ha mandado al Seсor Cristo Jesъs al mundo. Esto es lo que las Escrituras enseсan e Isaнas nos dice cуmo sucederб.

No habrб ninguna venida secreta del Seсor con excepciуn de entrar a las personalidades de los santos victoriosos en cumplimiento espiritual a la fiesta solemne de Tabernбculos del Antiguo Testamento (Juan, Capнtulo Catorce).

El Cielo Es El Hogar Eterno Del Santo

La idea de que el Cielo es nuestro hogar eterno no se encuentra en las Escrituras. Es una enseсanza del Gnosticismo, como la doctrina de que lo material es perverso y lo espiritual bueno. En realidad, lo opuesto es cierto. No hay nada malo con nuestra carne a excepciуn de la maldad espiritual que la empuja.

Dios hizo al mundo fнsico "muy bueno".

Permнtenos seсalar que Pablo declarу, con respecto a quienes son resucitados cuando el Seсor regrese, "y asн estaremos siempre con el Seсor".

No sй tъ, pero yo quiero estar con Jesъs. Donde estй Jesъs, es todo el Cielo que necesito y quiero.

Ahora bien, si queremos saber donde estб nuestro hogar eterno, йste estб donde estб Jesъs. їTe parece razonable?

Cuando el Seсor regrese Йl va a establecer Su Reino sobre la tierra. Su cuartel general estarб en Jerusalйn. De hecho, Йl se sentarб en el Trono de David en donde estaba ubicado originalmente el Templo de Salomуn. Desde ahн gobernarб la creaciуn de Dios. Yo creo que todos los que son lavados en la sangre creen en esto, que yo sepa.

Yo no quiero estar en el Cielo cuando Jesъs estй en Jerusalйn. Yo quiero estar con el Seсor, asн como lo dijo Pablo.

Cuando se puedan observar el cielo nuevo y la tierra nueva, la nueva Jerusalйn descenderб del Cielo y descenderб sobre una montaсa alta de la tierra nueva. El trono de Dios y del Cordero estarб en la nueva Jerusalйn.

Jesъs estarб por siempre en la tierra nueva gobernando desde la ciudad glorificada de Jerusalйn. Yo creo que los que han sido lavados en la sangre tambiйn creen en esto.

їEntonces puedes explicarme cуmo es que el Cielo es nuestro hogar eterno cuando estaremos sobre la tierra con el Seсor Jesъs durante el Reinado de los mil aсos y despuйs por siempre en la nueva Jerusalйn sobre la tierra nueva? Entonces їcуmo es que el Cielo es nuestro hogar eterno?

El hombre fue creado sobre la tierra y aquн es donde Dios lo quiere. Dios quiere a un hombre con un cuerpo fнsico viviendo en una tierra fнsica. Claro que el cuerpo fнsico y la tierra fнsica estarбn cubiertas de Gloria Divina, asн como el Arca del Testimonio de madera estaba cubierto por fuera y por dentro con oro refinado.

La enseсanza perversa del Gnosticismo es la que desea que el hombre pierda su derecho de estar en un cuerpo fнsico sobre una tierra fнsica. Este es Satanбs tratando de mantener a Cristo, y a quienes pertenecen a Cristo, en el reino espiritual para que йl y sus demonios puedan heredar la tierra.

Sin embargo, la tierra es del Seсor y su plenitud; el mundo y aquellos que moran en йl.

La herencia de Cristo Jesъs y Sus coherederos comprende las naciones y los confines de la tierra.

Tъ puedes sentarte en el Cielo si quieres con las criaturas de cuatro cabezas y los бngeles. Puedes reclinarte a tu comodidad sobre un mar de vidrio mezclado con fuego.

Pero yo y mi casa estamos destinados a regresar a la tierra. Allн es donde Dios estarб, Su Trono habiendo sido establecido por siempre en los corazones de Sus santos.

Todo Creyente Cuando Muera Vivirб En Una Mansiуn Y Andarб Sobre Una Calle De Oro

Nuestra condiciуn entre la hora de nuestra muerte y la hora en que somos resucitados de entre los muertos no es tratada ampliamente en ninguno de los dos Testamentos. El enfoque de la Biblia estб en el Dнa del Seсor, el Dнa del Juicio, la apariciуn de Cristo, la venida del Reino a la tierra, la hora de la resurrecciуn de entre los muertos. Tenemos una tradiciуn bastante extensa con respecto al estado actual de los muertos pero nuestro entendimiento quizб sea modificado en los prуximos dнas.

Nuestra esperanza de una mansiуn viene de una desafortunada traducciуn del tйrmino Griego para la palabra moradas o viviendas en Juan 14:2. La calle de oro se encuentra en la nueva Jerusalйn, y quizб simbolice el camino de la fe. Parece poco probable que habrнa una sola calle en una ciudad tan enorme. De cualquier forma, yo personalmente preferirнa andar sobre un camino de tierra que sobre una calle de oro. Esto prueba que es mбs fбcil "sacar al niсo del campo que el campo del niсo."

Yo creo que poseo la mayorнa de los libros que tratan con las visiones que los santos han tenido sobre el Cielo. Me encanta repasarlos de vez en cuando. Reconforta mi espнritu pensar sobre el Paraнso. Me gusta poner mi afecto en las cosas de arriba. їY a ti?

Sin embargo, cuando fui salvo durante la Primera Guerra Mundial, fui enseсado por los Navegantes a aprender la Palabra y a vivir por la Palabra. Entonces tendrнa prosperidad y luego tendrнa йxito. He intentado hacer esto durante los ъltimos 53 aсos.

Aun cuando me gustarнa pensar que irнa a tal paraнso cuando muera, yo debo de poner mis esperanzas en lo que las Escrituras realmente dicen. їQuй dices tъ sobre esto?

Que yo sepa, la ъnica vez en que las Escrituras se acercan a describir el tipo de paraнso en que tenemos esperanza ocurre en el Antiguo Testamento. Los pasajes no tienen que ver con el Paraнso espiritual sino con la Gloria de Dios llenando la tierra, especialmente en el lugar de Jerusalйn.

En realidad, Jerusalйn estб destinado para ser el Trono de Dios, el "Cielo" de la era eterna. Las referencias a los santos fallecidos en el Nuevo Testamento nunca revelan el tipo de ambiente que esperamos encontrar cuando muramos.

Notamos a Moisйs y a Elнas en el Monte de la Transfiguraciуn discutiendo con Jesъs Su muerte. Pablo a veces mencionу su deseo de irse a casa para estar con el Seсor. Esto es completamente comprensible dadas las circunstancias de Pablo. Pero Pablo nunca gimiу con un anhelo de morir e ir al Cielo. Cuando Pablo gimiу fue por la redenciуn de su cuerpo, esto es, por su resurrecciуn a la vida incorruptible. Esto era para que pudiera ser liberado del pecado, porque Pablo era un rabн justo.

El Libro de Hebreos nos dice que estamos rodeados por una nube de testigos. Los muertos estбn buscando saber lo que Dios estб haciendo, ya que la revelaciуn de Dios viene de las personas imperfectas de la tierra, no de los бngeles en el Cielo.

El Apocalipsis 6:9 nos informa que hay almas guardadas bajo el Altar de Dios, probablemente el Altar de Incienso. Ellas no estбn reposando sino que estбn suplicбndole a Dios que tome venganza sobre aquellos quienes los martirizaron. A estos mбrtires se les dieron vestiduras blancas.

El Apocalipsis, Capнtulo Siete, habla sobre un grupo especial –aquellos que salen de la gran tribulaciуn. Ellos estбn ante el Trono de Dios y frente al Cordero. El Seсor los consuela.

Y luego estбn aquellos que se describen en el Apocalipsis 5:9,10 que estбn ansiosos por reinar sobre la tierra.

Tambiйn hay un grupo parado sobre el mar de vidrio mezclado con fuego que estбn cantando el canto de Moisйs y del Cordero, de esta manera mostrando la continuidad de los pactos.

Por esto podemos observar que el Cielo de nuestras tradiciones no se encuentra en ninguna parte de las Escrituras.

Parece ser probable, y el testimonio de los santos que han regresado de la muerte concuerda con esto, que cuando morimos seremos puestos en una бrea donde hay personas como nosotros. Seremos "reunidos a nuestra gente", por asн decirlo.

El reino espiritual es un бrea de reposo para el justo y de tormento para el perverso, hasta que llegue el Dнa del Seсor. Entonces es cuando nuestro destino se decidirб. Es entonces cuando seremos recompensados o castigados, no cuando muramos.

Si queremos ser bнblicos desde este punto en adelante, pongamos nuestros ojos en la resurrecciуn de entre los muertos. Esta era la meta de Pablo, su blanco, su llamado celestial. La residencia en el Cielo espiritual no es nuestro objetivo; la meta de nuestra redenciуn es la resurrecciуn de entre los muertos y la reanudaciуn de la vida sobre la tierra.

Aquн es donde Jesъs estarб. Aquн es donde deseo estar con mi familia. їCuбl es tu esperanza? їCуmo pudimos alejarnos tanto de la trayectoria bнblica?

Recibiremos Nuestra Recompensa Cuando Vayamos Al Cielo

No recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo. Recibiremos nuestra recompensa en el Dнa del Seсor. Todo en las Escrituras apunta hacia el Dнa del Seсor. Si queremos ser bнblicos comencemos a anhelar el Dнa del Seсor y la resurrecciуn de entre los muertos.

La manera en que nos estamos comportando hoy, estб definiendo quй tipo de resurrecciуn vamos a experimentar al final.

En una convenciуn reciente nos dijeron que las recompensas de algunos creyentes serбn traнdas en un montacargas. Los бngeles traerбn la recompensa de otros creyentes con unas pinzas. A algunos se les darб una gran montaсa de gloria; y a otros, un paсal.

Nuestra recompensa consistirб en gran parte del cuerpo del Cielo que vestirб nuestro cuerpo fнsico resucitado. El cuerpo celestial que vestirб nuestro cuerpo fнsico estб creciendo ante El Trono de Dios en el Cielo conforme estamos sembrando nuestro cuerpo actual a la muerte y resurrecciуn de Cristo.

En el Dнa del Seсor nuestro cuerpo del Cielo revestirб nuestro cuerpo fнsico resucitado.

No vamos a ir a una mansiуn en el Cielo. Nuestra mansiуn en el Cielo es una casa viviente, que nos vestirб en el Dнa del Seсor.

Realmente, vivimos en esta tienda de campaсa, suspirando y agobiados, pues no deseamos ser desvestidos sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. (2 Corintios 5:4 - NVI)

El Apуstol Pablo anhelaba el Dнa del Seсor, no para recibir la corona de vida cuando muriera sino cuando Jesъs regresara.

Por lo demбs me espera la corona de justicia que el Seсor, el juez justo, me otorgarб en aquel dнa; y no sуlo a mн, sino tambiйn a todos los que con amor hayan esperado su venida. (2 Timoteo 4:8 - NVI)

El Seсor Jesъs traerб nuestra recompensa con Йl cuando regrese. Estamos guardando tesoros en el Cielo hoy que nos serбn regresados cuando el Seсor aparezca.

ЎMiren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagarй a cada uno segъn lo que haya hecho. (Apocalipsis 22:12 - NVI)

Habнa un creyente incestuoso en Corinto. Pablo no estaba tratando de meterlo al Cielo sino intentando que su espнritu se salvara en el Dнa del Seсor.

Entreguen a este hombre a Satanбs para destrucciуn de su naturaleza pecaminosa a fin de que su espнritu sea salvo en el dнa del Seсor. (1 Corintios 5:5 - NVI)

Nosotros tenemos vida eterna ahora en nuestra naturaleza interna. Pero cuando la Biblia dice que de tal manera amу Dios al mundo que dio a Su Hijo para que todo aquel que en йl crea no se pierda mas tenga vida eterna, se estб refiriendo a ser resucitado a la vida en nuestro cuerpo en el Dнa de Cristo, y no ser arrojado en nuestro cuerpo al Lago de Fuego.

Pon mucha atenciуn a lo siguiente y quizб cambie tu teologнa:

Pues asн como en Adбn todos mueren, tambiйn en Cristo todos volverбn a vivir. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; despuйs, cuando йl venga, los que le pertenecen. (1 Corintios 15:22,23 - NVI)

Aquellos que le pertenecen a Cristo serбn vivificados cuando Йl regrese. Tenemos vida eterna ahora en nuestra naturaleza interior. La vida eterna que tenemos ahora es una primicia de la vida que vivificarб (recuperarб) nuestro cuerpo mortal en el Dнa del Seсor.

Cuando Pablo dijo que la paga del pecado es la muerte, o que si caminamos en la carne moriremos, йl le estaba hablando a creyentes (revisa el contexto). Pablo quiso decir que si nosotros quienes somos Cristianos seguimos viviendo tras la naturaleza pecaminosa cosecharemos corrupciуn. Cosecharemos corrupciуn en que nuestra vida eterna interior serб ahogada, como en la parбbola del sembrador, y en el Dнa del Seсor no habrб vida de resurrecciуn interior que vivifique nuestro cuerpo mortal.

Y si el Espнritu de aquel que levantу a Jesъs de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantу a Cristo de entre los muertos tambiйn darб vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espнritu, que vive en ustedes. Por tanto, hermanos, tenemos una obligaciуn, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. Porque si ustedes viven conforme a ella, morirбn; pero si por medio del Espнritu dan muerte a los malos hбbitos del cuerpo, vivirбn. (Romanos 8:11-13 -NVI)

No se engaсen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra. El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosecharб destrucciуn; el que siembra para agradar al Espнritu, del Espнritu cosecharб vida eterna. (Gбlatas 6:7,8 - NVI)

Por favor ten en mente que los dos pasajes anteriores fueron dirigidos a los Cristianos, no a los que no son salvos. Nosotros los que somos creyentes debemos de siempre mantener nuestra vista en obtener la resurrecciуn a la vida eterna. Obtenemos vida eterna alejбndonos de toda distracciуn y prosiguiendo hacia el blanco puesto ante nosotros. Ese blanco es la resurrecciуn "el diezmo de", la primera resurrecciуn, la resurrecciуn que sucederб cuando el Seсor Jesъs aparezca desde el Cielo con Sus бngeles santos.

Asн espero alcanzar la resurrecciуn de entre los muertos. (Filipenses 3:11 - NVI)

El tйrmino "resurrecciуn" como se emplea en el versнculo anterior tiene un prefijo que significa "fuera de". La idea es de una primera resurrecciуn de entre los muertos. Es la resurrecciуn a la corona de vida usada por el sacerdocio santo. La primera resurrecciуn debe de ser alcanzada poniendo a un lado todo lo demбs para que podamos aprender a vivir por el poder de la resurrecciуn misma de Cristo y por la comuniуn de Sus sufrimientos.

De todo esto podemos fбcilmente ver porquй es tan importante que nuestra meta sea la de alcanzar la primera resurrecciуn, mientras que nuestra corta estancia en el Cielo aunque (en un plano trascendental) es un tiempo de reposo hasta que la vida humana verdadera sea reanudada en amor, gozo, y paz en el Espнritu Santo.

Pero tъ, persevera hasta el fin y descansa, que al final de los tiempos te levantarбs para recibir tu recompensa. (Daniel 12:13 - NVI)

Nuestro Cuerpo Fнsico No Serб Resucitado De Entre Los Muertos

Si alguien le preguntara a un Cristiano Fundamentalista si йl cree que serб resucitado de entre los muertos, su respuesta serнa, "ЎClaro que sн!".

Mas aun, nosotros los creyentes de hoy en dнa somos imprecisos con respecto a la doctrina de la resurrecciуn. Nuestra tradiciуn nos estб guiando en una direcciуn que rechaza que la resurrecciуn de entre los muertos es fнsica y literal. Sin embargo la resurrecciуn del cuerpo del santo es la esperanza principal de la salvaciуn Cristiana.

Todo el Capнtulo Quince del Libro de Primera de Corintios estб dedicado a defender la resurrecciуn corporal de los santos, posiblemente debido a la enseсanza Gnуstica.

Quizб una de las razones para la confusiуn sobre la resurrecciуn del cuerpo, es la enseсanza de Pablo en el Quinto Capнtulo de Segunda de Corintios sobre el cuerpo del Cielo. Nosotros sн tenemos un cuerpo en el Cielo que estб siendo formado de acuerdo a nuestra conducta sobre la tierra. Pero este no es el cuerpo resucitado. El cuerpo resucitado serб nuestro cuerpo fнsico que ha muerto y ha sido enterrado, y luego resucitado por la voz de Cristo.

Otro punto de confusiуn, es la declaraciуn de Pablo en Primera de Corintios:

No plantas el cuerpo que luego ha de nacer sino que siembras una simple semilla de trigo o de otro grano. (1 Corintios 15:37 - NVI)

El versнculo anterior podrнa ser interpretado como que nuestro cuerpo de hoy no serб el mismo cuerpo del mбs allб, y que por esto nuestro cuerpo actual no es el cuerpo de la resurrecciуn.

Si este fuera el caso, estarнa contradiciendo el argumento presentado en todo el capнtulo.

Lo que Pablo estб diciendo es que despuйs de la resurrecciуn nuestro cuerpo serб diferente en sustancia, y no que tendremos otro cuerpo que no es nuestro. Йl estб seсalando que cuando un campesino siembra trigo, йl estб sembrando solo semillas, y no el tallo y la cabecilla que tendrб despuйs de que germine y crezca.

Nuestro cuerpo actual es una semilla. Lo estamos sembrando a la muerte y resurrecciуn de Cristo Jesъs. En el Dнa del Seсor serб resucitado y luego maravillosamente glorificado.

Pero, como nos advierte Pablo tantas veces, si no sembramos nuestro cuerpo actual a la muerte y resurrecciуn de Cristo Jesъs, si no presentamos nuestro cuerpo un sacrificio vivo, si continuamos caminando en los apetitos y las lujurias de nuestra naturaleza pecaminosa, mataremos nuestra propia resurrecciуn. En el Dнa del Seсor nuestro cuerpo actual serб resucitado pero en un estado de corrupciуn.

Es por el motivo presentado en el pбrrafo anterior que nuestra enseсanza Gnуstica-Cristiana actual es tan destructiva. Si estamos siguiendo el punto de vista Gnуstico que la salvaciуn es la huida de nuestra naturaleza espiritual interior al Palacio espiritual, entonces mucho de lo que Pablo escribiу sobre cosechar corrupciуn no tiene sentido. Nuestro espнritu se va al Paraнso por gracia, asн que їa quiйn le importa si cosechamos a nuestra carne o no? Podemos continuar en nuestra "seguridad eterna".

Pero si el punto de vista Gnуstico es una mentira satбnica, que sн lo es, y continuamos viviendo en la naturaleza pecaminosa, comiendo, durmiendo, jugando, trabajando, reproduciendo, dбndole poca importancia a proseguir en Cristo cada dнa, entonces en el Dнa de Cristo no nos serб dada una morada glorificada del Cielo. Entraremos en el Reino de Dios (Ўsн es que se nos permite entrar!) como un espнritu desnudo, objeto de vergьenza y desprecio eterno.

Y del polvo de la tierra se levantarбn las multitudes de los que duermen, algunos de ellos para vivir por siempre, pero otros para quedar en la vergьenza y en la confusiуn perpetua. (Daniel 12:2 - NVI)

Cuando pensamos en nuestro destino, pensamos en el Cielo o en el Infierno. Mientras que seguramente sн hay un Cielo real y un Infierno real, la enseсanza principal del Nuevo Testamento no estб basada en esta divisiуn tan simple. De hecho, el Apуstol Pablo no utiliza el tйrmino "Infierno" en ninguna de sus Epнstolas, lo cual no serнa el caso si la liberaciуn del Infierno fuera el tema central del Evangelio del Reino.

La enseсanza principal de Cristo y de Sus Apуstoles es la vida eterna, esto es, la obtenciуn de la vida de resurrecciуn. Es en la vida en lo que se hace hincapiй en los Evangelios y en las Epнstolas, no la residencia en el Cielo.

Esto no implica que el Infierno y el Lago de Fuego sean lugares que no se deban de temer. Las Escrituras enseсan que aquellos cuyos nombres no se encuentren en el Libro de la Vida serбn arrojados al Lago de Fuego. Aquellos que sean arrojados al Lago de Fuego serбn personalidades enteras –carne y huesos, alma, y espнritu resucitado. Estas personalidades perecerбn en cuanto a que ya no podrбn moverse alrededor de la creaciуn de Dios, pero nunca cesarбn de existir. Ellos estarбn en tormento sin fin.

Ellos serбn vistos con desprecio por los miembros de las naciones salvas.

Sucederб que de una luna nueva a otra, y de un sбbado a otro, toda la humanidad vendrб a postrarse ante mн –dice el SEСOR-. Entonces saldrбn y contemplarбn los cadбveres de los que se rebelaron contra mн. (Isaнas 66:23,24 - NVI)

Por tanto, si tu ojo derecho te hace pecar, sбcatelo y tнralo. Mбs te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo йl sea arrojado al infierno. (Mateo 5:29 - NVI)

Hay varios destinos diferentes posibles para los justos, ya que Jesъs hablу del que es grande y del que es pequeсo en el Reino; y Pablo hablу de ser salvo asн como por fuego.

El concepto Cielo-Infierno es mбs Gnуstico que Cristiano. La idea de la salvaciуn Cristiana no es que la naturaleza espiritual interior del hombre entre al Paraнso espiritual. La salvaciуn Cristiana es la cultura de Cristo en la naturaleza interior, para que a la venida del Seсor, el hombre exterior pueda ser resucitado de entre los muertos y ser lleno de Cristo. La salvaciуn Cristiana es de victoria, de superar el pecado y la muerte a travйs de la Vida de Cristo Jesъs, y despuйs de la restauraciуn del Paraнso sobre la tierra, y no sуlo de escapar el tormento. La Gloria del Seсor cubrirб la tierra asн como las aguas cubren al mar (como las aguas de vida eterna cubren el mar muerto de la humanidad). Esto es la salvaciуn. Esto es la redenciуn. Esto es el Reino de Dios que estб prуximo.

La salvaciуn Cristiana es infinitamente superior a la filosofнa Gnуstica. Saquemos a patadas todo rastro de pensamiento Gnуstico que podamos encontrar. Saquйmoslo de aquн asн como los Judнos sacaban toda levadura de sus hogares durante la Pascua. Saquemos hasta su olor de nuestras asambleas y comencemos a preparar a la gente para el Dнa del Seсor y para la resurrecciуn de entre los muertos.

La ascensiуn a las nubes para encontrarnos con el Seсor no es la redenciуn, solo es un acto del poder del Reino.

Una vez que obtengas la primera resurrecciуn de entre los muertos tu destino estarб establecido. Podrнas permanecer sobre la tierra en justicia, paz, y gozo. Pero serбs arrebatado a las nubes a encontrarte con el Seсor a Su venida para que puedas descender con Йl y echar la ira de Dios sobre el perverso.

No tienes porque preocuparte de estar aquн cuando la ira de Dios caiga sobre la tierra. Tъ serбs el que estarб aplicando la ira; ЎSi es que estбs viviendo como un santo victorioso!

Que broten de su garganta alabanzas a Dios, y haya en sus manos una espada de dos filos para que tomen venganza de las naciones y castiguen a los pueblos; para que sujeten a sus reyes con cadenas; a sus nobles con grilletes de hierro; para que se cumpla en ellos la sentencia escrita. ЎЙsta serб la gloria de todos sus fieles! ЎAleluya! ЎAlabado sea el SEСOR! (Salmo 149:6-9 - NVI)

Pablo nunca gimiу que pudiera morir e irse al Cielo. Sн dijo que le gustarнa morir y estar en casa con el Seсor. їY a quiйn no le gustarнa, dadas las circunstancias de Pablo? Pero los gemidos de Pablo fueron por la redenciуn, por la salvaciуn de su cuerpo mortal, por la resurrecciуn de entre los muertos, por el cambio a una vida resucitada, justa, e incorruptible.

Y si el Espнritu de aquel que levantу a Jesъs de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantу a Cristo de entre los muertos tambiйn darб vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espнritu, que vive en ustedes. (Romanos 8:11 - NVI)

Y no sуlo ella, sino tambiйn nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espнritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopciуn como hijos, es decir, la redenciуn de nuestro cuerpo. (Romanos 8:23 - NVI)

Cuando lo corruptible se revista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirб lo que estб escrito: La muerte ha sido devorada por la victoria. (1 Corintios 15:54 - NVI)

Realmente, vivimos en esta tienda de campaсa, suspirando y agobiados, pues no deseamos ser desvestidos sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. (2 Corintios 5:4 –NVI)

Asн espero alcanzar la resurrecciуn de entre los muertos. (Filipenses 3:11 - NVI)

En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Seсor Jesucristo. Йl transformarб nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso, mediante el poder con que somete a sн mismo todas las cosas. (Filipenses 3:20,21 - NVI)

їPuedes ver en el pasaje anterior que Pablo no estaba esperando morir e ir al Cielo sino que Cristo viniera desde el Cielo y cambiara el cuerpo de Pablo?

Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavнa no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a йl, porque lo veremos tal como йl es. (1 Juan 3:2 - NVI)

їTe es claro que los Apуstoles estaban buscando que su salvaciуn viniera con el regreso del Seсor del Cielo? Cuando Йl aparezca seremos como Йl. Todo en el reino espiritual estб ansiosamente esperando la apariciуn de Cristo. Unбmonos al grupo.

Nunca Podemos Perder Nuestra Salvaciуn Una Vez Que Hemos Sido Salvos

El resultado de muchos aсos de enseсanza sobre la gracia y el Cielo es la convicciуn profunda en muchos, si no en la mayorнa, de los Evangйlicos que una vez que una persona ha sido salva ya nunca puede perder esta salvaciуn.

Hay varios versнculos en el Nuevo Testamento que rotundamente contradicen esta posiciуn, pero eruditos y maestros Evangйlicos usan razonamiento deductivo, analogнas, y a veces hasta el idioma Griego para probar que una vez que una persona realmente es salva nunca puede perder esta salvaciуn.

Un problema que se presenta es que se utilizan definiciones que no estбn en las Escrituras de lo que es ser salvo y lo que es estar perdido, y por esto un error estб construido sobre otro error.

Debido a la influencia Gnуstica, el ser salvo significa que el aspecto interior espiritual de la personalidad entra al Paraнso espiritual cuando muere, para residir ahн por siempre. Debido a la traducciуn desafortunada de habitaciones, o moradas, en Juan 14:2, como "mansiones", tenemos la convincente tradiciуn de que salvo significa que iremos a una mansiуn en el reino espiritual para vivir por siempre, aparentemente sin hacer nada de importancia.

їNo serнa esto fabuloso para Satanбs? ЎToda la Iglesia en mansiones en el Cielo mientras que Satanбs hereda la tierra!

Si la salvaciуn es definida correctamente como remover de nosotros a la persona y el comportamiento de Satanбs y colocaciуn de Cristo y su comportamiento dentro de la Persona, entonces vemos que el argumento de que una persona que ha conocido a Cristo nunca puede perder su salvaciуn, pierde bastante validez. Si el ser salvo es ser creado en la imagen de Cristo y llevado al reposo tranquilo en el Padre por medio de Cristo, y perder la salvaciуn es ser rechazado del programa de transformaciуn y uniуn con Dios, entonces tenemos una base sуlida sobre la que podemos proceder con nuestro argumento.

El Seсor Jesъs declarу en el Evangelio que cuando Йl regrese Йl valorarб nuestro servicio. Si hemos administrado sabiamente y diligentemente nuestros talentos del Reino seremos confiados como gobernadores. Pero, si no hemos administrado sabia y diligentemente nuestros talentos del Reino seremos echados afuera a las tinieblas.

Sabemos que esto es cierto porque el Hijo de Dios lo dijo. La pregunta es, їpodemos ser echados fuera a las tinieblas? їTe gustarнa ser echado afuera a las tinieblas? їConsiderarнas que habнas sido salvo?

Parece haber tres razones posibles para que personas Cristianas, inteligentes, y devotas usen cualquier medio a su disposiciуn para probar que los varios pasajes bнblicos que dicen, que quienes no sirvan a Cristo, aun asн, no serбn perdidos a los propуsitos de Dios.

Ellos desean seguir pecando en alguna бrea de su vida y de ninguna manera quieren preocuparse de que pueden ir a parar en el Infierno.

Ellos temen que con todo y sus esfuerzos de todos modos no alcancen los requisitos de Dios e irбn al Infierno.

Ellos creen que Dios es tan amoroso que nunca los mandarнa al Infierno.

En respuesta, permнtenos decir:

No podemos pecar voluntariamente y esperar recibir nada menos que la ira de Dios. Simplemente no podemos desobedecer a nuestro Padre celestial voluntariamente a sabiendas y aun asн ser admitido al Paraнso de Dios. No hay una fуrmula religiosa que garantice la salvaciуn al creyente que estб guardando alguna parte de su personalidad fuera de la voluntad de Cristo.

En cuanto al temeroso, hay varias Escrituras que nos aseguran que Cristo nos salvarб si le servimos diligentemente y fielmente. Ningъn poder de arriba en el Cielo, o de abajo en la tierra, o de las regiones oscuras bajo la tierra se acerca a poder quitarnos de la protecciуn de Dios. Cristo terminarб lo que ha comenzado en nosotros, pero sуlo si seguimos sirviйndole con nuestro mejor esfuerzo.

Si no servimos a Cristo diligentemente y fielmente, entonces los comentarios de Cristo en el Evangelio acerca de cуmo Йl tratarб a Sus siervos infieles se aplicarбn a nosotros. їCуmo podrнa ser de otra manera? їAcaso las Palabras de Cristo Jesъs en los Evangelios han pasado de moda y han sido suplantadas por sуlo los escritos de los Apуstoles, como algunos se han imaginado? їCrees esto? ЎYo ciertamente que no!

A aquellos que insisten que Cristo continuarб bendiciйndolos aun cuando no Le sirvan como mejor puedan, les respondemos que ustedes estбn equivocados y sus futuros ciertamente son poco prometedores. ЎEstбn siendo frнvolos con el Rey!

Con respecto al amor de Dios, йste llevу a Cristo Jesъs a la cruz. Ninguna persona puede comprender la profundidad del amor de Dios. Tambiйn es cierto que ninguna persona puede entender la profundidad de la ira de Dios. Ningъn castigo ni tortura impuesta en un ser humano por otros seres humanos puede acercarse en horror a la existencia sin fin en el lago que quema con fuego y azufre. Aquн podemos escapar al dolor desmayбndonos o muriendo. ЎNo hay escapatoria en el reino espiritual!

La siguiente vez que alguien te diga que un creyente nunca perderб su salvaciуn, no importa lo que haga, pregъntale sobre la parбbola de los talentos; pregъntale sobre la parбbola de las vнrgenes prudentes y de las insensatas. Pregъntale por quй Judas nos revela que el Seсor habiendo salvado a la gente para salir de Egipto despuйs destruyу a aquellos que no creyeron. Si este incidente de la historia no es aplicable a la salvaciуn Cristiana, їpor quй Judas y el escritor de Hebreos utilizan la historia de Israel para seсalar el peligro de no proseguir hacia adelante con Dios?

Hay una serpiente, un espнritu perverso trabajando en la teologнa Cristiana. Esta nos dice que no importa lo que hagamos "ciertamente no moriremos." Esta serpiente evita que creyentes inteligentes y devotos perciban lo que claramente dicen las incambiables Escrituras.

Hemos perdido el temor de Dios en Amйrica y por esto no somos sabios. Dios en su bondad nos estб hablando para que nos arrepintamos, para que nos alejemos de nuestra mundanerнa, de nuestras pasiones corporales, y de nuestra propia voluntad y ambiciones personales. Si volteamos hacia el Seсor Cristo Jesъs y comenzamos a servirle como es debido, nos salvaremos a nosotros y a nuestra naciуn. Pero si continuamos desobedeciendo los mandamientos de Cristo, manteniendo tercamente que no importa lo que hagamos y que no podemos perder el programa de redenciуn, nos ponemos en un gran peligro espiritual y nuestra naciуn experimentarб un holocausto peor que el de Israel.

Por favor no esperes para ver si estoy en lo correcto.

El Seсor Jesъs dijo claramente que si una rama en Йl no da fruto йste es cortado de la Vid, esto es, de Йl mismo. No puede haber argumento sobre esto. Esto es lo que el Hijo de Dios dijo. El fruto que se da en una rama en Cristo es la imagen de Cristo en el creyente, y en quienes el creyente influencia. Yo creo que la mayorнa de los Evangйlicos estarнan de acuerdo con esto.

Ahora bien, si no producimos el fruto de parecernos a Cristo en nuestra personalidad y en la personalidad de quienes influenciamos, seremos cortados de Cristo. Nadie puede negar esto. Sin embargo, la pregunta continъa, їquй significa ser cortado de Cristo?

El Evangйlico dirб, quizб seamos cortados de Cristo si no producimos fruto pero aun asн seremos salvos. Esta respuesta revela que el individuo se estб aferrando ciegamente a un concepto Gnуstico de la salvaciуn, esto es, residencia eterna en el Paraнso espiritual.

"No me importa si soy cortado de Cristo mientras que pueda irme a mi mansiуn en el Cielo."

Este es el tipo de pensamiento que se abunda hoy.

La verdad es que si eres cortado de Cristo, y eres cortado de Dios, ЎEstбs perdido!

Un argumento principal utilizado por los fundamentalistas es que si pecamos y perdemos la Presencia de Dios nunca fuimos salvos para empezar. Asн es como los eruditos contemporбneos le dan la vuelta a los versнculos de apertura del Capнtulo Seis del Libro de Hebreos.

Lo que ellos estбn declarando es que si eres un Cristiano que estб pecando, no eres verdaderamente salvo. Asн ellos estбn reforzando nuestra posiciуn que la ъnica prueba de tener la salvaciуn es una vida de rectitud.

Cada vez que tropezamos (їy quiйn de nosotros no se tropieza de vez en cuando?), creerнamos que nunca fuimos realmente salvos. Asн su argumento se debilita cuando es puesto bajo ataque.

Dios nos ha dado la oportunidad para confesar nuestros pecados y de alejarnos de ellos. Entonces la sangre de Cristo perdona nuestros pecados y nos purifica de toda maldad.

Pero aquel creyente que no estб presentando su cuerpo como sacrificio vivo, que no se estб negando a sн mismo, tomando su cruz y siguiendo a Jesъs, que estб viviendo en su naturaleza pecaminosa, que no ora todos los dнas, que no medita en las Escrituras, que no busca primero el Reino de Dios –yo te dirй, en el nombre de Jesъs, que ese individuo estб cerca del fuego.

їSerб finalmente cortado de la salvaciуn de Dios? Solo Cristo decidirб eso en el Dнa del Juicio.

Pero, por favor, comprende que solo porque hemos hecho una profesiуn de fe en Cristo Jesъs como Seсor y Salvador no significa que nunca podemos ser eliminados del programa de redenciуn. Esta posiciуn contradice muchos pasajes claros de las Escrituras.

їRecuerdas la mentira de Satanбs en el principio? Ciertamente " no morirбs."

Este es el mensaje predicado desde muchos pъlpitos fundamentalistas de hoy en dнa. Aun cuando Pablo dijo que morirбs si caminas en la naturaleza pecaminosa, ciertamente no morirбs.

Si le dices a alguien, "no importa cуmo corras, ganarбs la carrera", el corredor no darб su mбximo esfuerzo.

Si le dices a un boxeador, "no importa lo que hagas, ganarбs la pelea", йl no va a levantarse, tambaleante de la lona del cuadrilбtero para dar unos cuantos golpes mбs.

Si le dices a una persona "aunque trabajes o no, todas tus cuentas serбn pagadas", el individuo quizб se acueste en su cama y no haga ningъn esfuerzo por ganarse la vida.

Esto es lo que Satanбs ha hecho para quitarle la devociуn a los Cristianos. "Es verdad que el Apocalipsis dice que obtendrбs la corona sуlo si sales vencedor, pero no te preocupes, heredarбs el Reino por gracia." Esta es la suposiciуn actual.

La mentira de seguridad eterna quizб sea la mбs daсina de todas las tradiciones que no estбn en las Escrituras.

Dйjame decirte que una persona puede aceptar a Cristo, volver a nacer, hablar en lenguas, trabajar en el ministerio, y luego alejarse de Dios, sin proseguir hacia adelante al reposo de Dios. їCuбl serб su porciуn cuando regrese el Seсor? ЎLa oscuridad, donde habrб llanto y rechinar de dientes!

Este principio del Reino estб dado en el Libro de Ezequiel. Si el impнo se aparta de su mal camino y comienza a practicar justicia, su maldad no le serб mencionada. Si el justo se aparta de su justicia y comienza a practicar la maldad, su justicia no le serб mencionada.

La salvaciуn, el programa de formarnos a la imagen de Cristo y de llevarnos al reposo tranquilo en el Padre por medio de Cristo, tiene un comienzo especнfico, un programa especнfico, y una conclusiуn especнfica. No puedes decir que finalmente eres "salvo" hasta que hayas terminado el programa. їEs esto lo que el Hijo de Dios dijo? "Pero el que se mantenga firme hasta el fin serб salvo".

Las notas al pie de la pбgina de mi ediciуn Evangйlica de las Escrituras dicen que no es cierto que debemos de perseverar hasta el final para ser salvos. El Hijo de Dios dijo que debнamos de perseverar hasta el final para ser salvos. La tradiciуn Evangйlica contiene muchos errores, errores que Dios desea corregir en nuestro dнa.

Podemos decir con veracidad, "Fui salvo cuando recibн a Cristo; ahora estoy trabajando en mi salvaciуn; y espero ser salvo cuando aparezca el Seсor". Somos salvos por la esperanza, la Biblia nos lo dice.

La salvaciуn es transformaciуn. La salvaciуn es reposo en la voluntad perfecta de Dios. Decir que somos salvos cuando no estamos siendo transformados, cuando no estamos haciendo la voluntad perfecta de Dios (no existe la voluntad tolerante de Dios –otra mentira desde el Infierno), es manifestar un punto de vista Gnуstico de la salvaciуn, no un entendimiento Cristiano.

De mi parte, yo creo en las Escrituras desde el Gйnesis hasta el Apocalipsis. Si nuestras tradiciones no estбn en lнnea con la Escrituras, entonces, fuera tradiciones! Solo la Biblia nos mantendrб firmes en los dнas venideros conforme Dios reta al бngel de las iglesias Evangйlicas y pelea contra nosotros con la espada de Su boca.

Por causa de mi nombre todo el mundo los odiarб, pero el que se mantenga firme hasta el fin serб salvo. (Mateo 10:22 - NVI)

Toda rama que en mн no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dй mбs fruto todavнa. (Juan 15:2 - NVI)

Mбs bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, despuйs de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado. (1 Corintios 9:27 - NVI)

Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; idolatrнa y brujerнa; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia; borracheras, orgнas, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarбn el reino de Dios. (Gбlatas 5:19-21 - NVI)

їCуmo escaparemos nosotros si descuidamos una salvaciуn tan grande? Esta salvaciуn fue anunciada primeramente por el Seсor, y los que la oyeron nos la confirmaron. (Hebreos 2:3 - NVI)

Hemos llegado a tener parte con Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin la confianza que tuvimos al principio. (Hebreos 3:14 - NVI)

Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido una vez iluminados, que han saboreado el don celestial, que han tenido parte en el Espнritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero, y despuйs de todo esto se han apartado. Es imposible, porque asн vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergьenza pъblica. Cuando la tierra bebe la lluvia que con frecuencia cae sobre ella, y produce una buena cosecha para los que la cultivan, recibe bendiciуn de Dios. En cambio, cuando produce espinos y cardos, no vale nada; estб a punto de ser maldecida, y acabarб por ser quemada. (Hebreos 6:4-8 - NVI)

Si despuйs de recibir el conocimiento de la verdad pecamos obstinadamente, ya no hay sacrificio por los pecados. Sуlo queda una terrible expectativa de juicio, el fuego ardiente que ha de devorar a los enemigos de Dios. (Hebreos 10:26,27 - NVI)

Asegъrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raнz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos; y de que nadie sea inmoral ni profano como Esaъ, quien por un solo plato de comida vendiу sus derechos de hijo mayor. Despuйs, como ya saben, cuando quiso heredar esa bendiciуn, fue rechazado: No se le dio lugar para el arrepentimiento, aunque con lбgrimas buscу la bendiciуn. (Hebreos 12:15-17 - NVI)

Lo anterior no fue escrito para los que no son salvos, sino para los Cristianos Hebreos. їPor quй habrнa el Espнritu Santo de escribir a personas Cristianas con respecto a Esaъ, si su rechazo inmutable no se aplica a la salvaciуn Cristiana? Creo que debemos de regresar al pizarrуn.

Si habiendo escapado de la contaminaciуn del mundo por haber conocido a nuestro Seсor y Salvador Jesucristo, vuelven a enredarse en ella y son vencidos, terminan en peores condiciones que al principio. Mбs les hubiera valido no conocer el camino de la justicia, que abandonarlo despuйs de haber conocido el santo mandamiento que se les dio. En su caso ha sucedido lo que acertadamente afirman estos proverbios: El perro vuelve a su vуmito, y la puerca lavada, a revolcarse en el lodo. (2 Pedro 2:20-22 - NVI)

El que salga vencedor se vestirб de blanco. Jamбs borrarй su nombre del libro de la vida, sino que reconocerй su nombre delante de mi Padre y delante de sus бngeles. (Apocalipsis 3:5 - NVI)

їAcaso el versнculo anterior implica que algunos creyentes en Sardis estaban en peligro de que su nombre fuese borrado del Libro de la Vida? Ninguno de los pasajes bнblicos anteriores fue dirigido a las personas que no son salvas, sino solamente a personas Cristianas.

їTe parece que una persona que haya puesto su brazo al arado y volviera su vista para atrбs sea apta para el Reino de Dios?

No conozco ningъn pasaje claro de las Escrituras que diga que una vez que aceptamos a Cristo nunca podemos perder la salvaciуn. їY tъ? Los eruditos apoyan esta postura con razonamiento deductivo, con analogнas, con suposiciones, con apelaciones a la Naturaleza amorosa de Dios, y a veces hasta con las complejidades del lenguaje Griego.

En ocasiones citan los versнculos asegurando al creyente que lo que Cristo ha comenzado Йl lo terminarб.

Sin embargo, se descuidan en seсalar que aunque Cristo nunca romperб el contrato de salvaciуn, nosotros sн lo podemos hacer. Cristo tiene el poder y la buena voluntad de mantenernos victoriosos hasta el final de nuestro discipulado. Pero si no oramos cada dнa y obtenemos ayuda de Dios para lograr que guardemos los mandamientos de Cristo y de Sus Apуstoles, nos descalificamos a notros mismos del programa de redenciуn.

Aquellos que enseсan que una vez salvos siempre salvos no tienen un pasaje bнblico claro que sostenga su contexto para verificar su conclusiуn. Pero nosotros acabamos de presentarte varios pasajes bнblicos claros dos en sus contextos inmediatos, en los contextos de los libros en que fueron escritos, y en el contexto de todas las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Tan sуlo la parбbola del sembrador deberнa bastar para enseсarnos este fundamental principio Cristiano, ya que nos dice que la Palabra de vida puede germinar en nuestra personalidad y luego ser ahogada sin producir fruto que perdure a la venida del Seсor.

Conclusiуn

Por esto mantenemos, creyendo que tenemos el apoyo firme de las Escrituras, lo cual no aparentan tener los que sostienen las seis tradiciones, que necesitamos urgentemente una reformaciуn al pensamiento Evangйlico.

Desde nuestro punto de vista:

De ninguna manera puede sustentarse con pasajes claros de las Escrituras, en su contexto, la tradiciуn que el Seсor vendrб para llevar a Su Iglesia al Cielo.

De ninguna manera puede sustentarse con pasajes claros de las Escrituras, en su contexto, la tradiciуn que el Cielo es el hogar eterno del santo.

De ninguna manera puede sustentarse con pasajes claros de las Escrituras, en su contexto, la tradiciуn que todo creyente cuando muera vivirб en una mansiуn y andarб sobre una calle de oro.

De ninguna manera puede sustentarse con pasajes claros de las Escrituras, en su contexto, la tradiciуn que recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo.

De ninguna manera puede sustentarse con pasajes claros de las Escrituras, en su contexto, la tradiciуn que nuestro cuerpo fнsico no serб resucitado de entre los muertos.

De ninguna manera puede sustentarse con pasajes claros de las Escrituras, en su contexto, la tradiciуn que nunca podemos perder nuestra salvaciуn una vez que hemos sido salvos.

Si esto es cierto, y estamos abiertos a que cualquiera nos muestre con las Escrituras que estamos incorrectos, entonces los pastores y los maestros necesitan modificar su predicaciуn y enseсanza en йstos puntos.

Todos sabemos que Dios desea justicia y que la meta del pacto nuevo es producir personas justas. Ningъn Cristiano verdadero estarнa en desacuerdo con esta declaraciуn.

Todos sabemos que el mundo nuevo serб, como dice Pedro, un mundo de justicia. No serб un mundo de justicia imputada, ya que el comportamiento de los ciudadanos cuyas ъnicas justicias son aquellas que le han sido imputadas, pronto lo convertirнan un infierno. Serб un mundo de justicia real. Todos creemos esto.

Todos sabemos que Cristo es justo, Sus Apуstoles son justos, y Dios espera justicia de todos nosotros. Dios es santo y sin santidad ningъn creyente verб al Seсor. Y esto significa verdadera santidad de personalidad, no santidad imputada.

Todos sabemos que el ъnico testimonio que el mundo creerб es el testimonio de las obras de justicia de parte de los Cristianos. Esta es la verdadera luz del mundo –la Naturaleza justa de Cristo siendo manifestada en Su gente.

Ahora bien, las seis tradiciones que hemos mencionado trabajan en contra de estos hechos bнblicos que todos creemos.

La idea de que el Seсor vendrб para llevar a Su Iglesia al Cielo, aleja nuestra mirada de la llegada del Reino de Dios a la tierra, y el establecimiento de justicia entre las naciones. La proposiciуn de Dispensaciуn que los creyentes Gentiles estarбn en mansiones en el Cielo mientras que el Reino de Dios en la tierra consistirб de creyentes Judнos estб muy alejada de las Escrituras, es tan irreal, tan ilуgica, y tan inъtil, que ni siquiera merece discusiуn.

La idea de que el Cielo sea el hogar eterno del santo, hace que la mayorнa de la Biblia sea incomprensible.

Muchos pasajes de la Biblia, en ambos Testamentos, hablan de la venida del Reino de Dios a la tierra.

La tradiciуn que cuando muramos y entremos al Cielo viviremos en una hermosa mansiуn y andaremos por los alrededores sobre una calle de oro, nos deja con la idea de que aunque no tengamos a Cristo formado en nosotros, estaremos en tal ambiente superior que, a quien le importarб? Quizб hayamos olvidado que el hombre en un tiempo estuvo en el Paraнso sobre la tierra y no pudo mantenerla porque йl mismo no habнa sido transformado. їQueremos que la misma tragedia ocurra nuevamente? No fuimos hechos en el reino espiritual, como lo fueron los бngeles, y no pertenecemos ahн. Fuimos creados sobre la tierra y aquн es donde por derecho pertenecemos.

La tradiciуn de que recibiremos nuestra recompensa cuando vayamos al Cielo elimina de nuestro pensamiento la realidad del Dнa de Cristo. Debemos de estar ansiando el Dнa de la Resurrecciуn, la hora en que recibiremos el cuerpo, el manto formado de nuestra siembra a la muerte y resurrecciуn de Cristo durante la etapa de nuestro discipulado sobre la tierra.

La tradiciуn de que nuestro cuerpo fнsico no serб resucitado de entre los muertos le resta importancia a la necesidad de superar las obras de la carne. La suposiciуn que nunca enfrentaremos las consecuencias de lo que hemos hecho en la carne, nos da una impresiуn falsa de la realidad. Toda persona que haya vivido sobre la tierra serб llamada para salir de la sepultura y dar un recuento de su comportamiento, aun que haya estado muerto y viviendo en el reino espiritual por dos mil aсos. Adбn y Eva serбn convocados de entre los muertos por Cristo Jesъs para dar cuenta de sus comportamientos.

En una ocasiуn, cuando нbamos en un viaje por coche atravesando el paнs, nos paramos en un restaurante. Estбbamos cansados, sucios, nuestra ropa estaba arrugada, y el cabello despeinado. Querнamos comer y seguir nuestro camino.

No estбbamos presentables, pero dijimos, "Ellos nunca nos volverбn a ver, asн que no importa cуmo nos vemos". їAlguna vez has hecho esto?

Bueno, cuando enseсamos que nunca volveremos a ver nuestro cuerpo, este tipo de pensamiento toma lugar. Si nos damos cuenta que seremos llamados en nuestros cuerpos para responder por cуmo nos hemos comportado en el cuerpo, quizб tendrнamos mбs cuidado de cуmo hablamos y actuamos. ЎNo existe escapatoria de la voz de Cristo Jesъs en ese Dнa!

La peor mentira de todas es la tradiciуn de que nunca podemos perder nuestra salvaciуn. Me pregunto quй sucederнa si todos los lнderes Cristianos anunciaran en sus iglesias que, al menos que los creyentes vivan de acuerdo a los mandamientos del Nuevo Testamento, dados por Cristo y por Sus Apуstoles, enfrentarбn a un Cristo enojado en el Dнa de la Resurrecciуn.

Yo creo que habrнa, por lo menos en los Estados Unidos, arrepentimiento nacional.

їPero cуmo reaccionarнan los Norteamericanos? їEnojados? їIncrйdulos? їBuscarнan iglesias que les dijeran que aunque no sirvan a Cristo de todos modos escucharбn "ЎHiciste bien, siervo bueno y fiel!"?

їDe todos modos brincarнan junto a sus bancos para prepararse para un "rapto" que no estб en las Escrituras para que los libere de las dificultades? Probablemente no si se dieran cuenta de que si fueran arrebatados en su condiciуn actual de tibieza, enfrentarнan el fuego de la ira de Dios debido a su mundanerнa, su lujuria, y la desobediencia ocasionada por su propia voluntad.

Temo que si los lнderes Cristianos no preparan a la gente advirtiйndoles, que hemos seguido tradiciones incorrectas, los lнderes al igual que sus congregaciones no encontrarбn que la vida despuйs de la muerte era el paraнso que estaban esperando.

їTiene esto sentido para ti?