HUEVOS CON JAMÓN

Ham_and_Eggs__HUEVOS_CON_JAMУN

HUEVOS CON JAMУN

Copyright © 2007 por Trumpet Ministries, Inc. Todos los Derechos Reservados Texto bнblico tomado de la Santa Biblia, Nueva Versiуn Internacional. ©999 por la Sociedad Bнblica Internacional Traducido por Carmen E. Бlvarez

 

Cuando una gallina da un huevo este es un acto de dedicaciуn. Cuando un puerco da jamуn este es un acto de consagraciуn. El Seсor exige tanto dedicaciуn como consagraciуn. El Seсor quiere huevos con jamуn.

HUEVOS CON JAMУN

He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mн. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amу y dio su vida por mн. (Gбlatas 2:20 NVI)

Cuando una gallina da un huevo este es un acto de dedicaciуn. Cuando un puerco da jamуn este es un acto de consagraciуn. El Seсor exige tanto dedicaciуn como consagraciуn. El Seсor quiere huevos con jamуn.

La expresiуn del Apуstol Pablo en Gбlatas 2:20 refleja una consagraciуn que excede lo que estб siendo enseсado hoy en dнa. їMe pregunto a quй se debe eso? їEstamos realmente predicando el Evangelio de Cristo Jesъs? ЎLo que Pablo estб diciendo ciertamente parece mбs como un puerco dando jamуn que como una gallina dando huevos!

Recientemente estuve en una iglesia grande y escuchй el sermуn dado por el pastor. El pastor sуlo hizo hincapiй en la gracia. No enseсу que Dios nos perdona; que Йl nos ama; que Йl nos ayudarб a travйs de las dificultades de la vida si clamamos a Йl.

Parecнa ser un hombre amable y todo lo que dijo fue razonable, y supongo que todo lo que dijo fue bнblico. Su mensaje fue reconfortante y realmente no puso demasiadas exigencias en sus oyentes, a excepciуn de que continuaran creyendo en el amor de Dios.

Yo creo que este es el mensaje Cristiano que prevalece en nuestro dнa, y quizб el que ha prevalecido durante siglos. Dios nos ama. Dios nos ha perdonado por medio de Cristo. Dios nos ayudarб a tener una buena vida si lo buscamos.

No tengo nada malo que decir sobre este mensaje y veo mucho de valor en йl.

Pero їdуnde estб el Reino de Dios? їDуnde estб la venida de Cristo a la tierra con Sus santos para establecer la justicia entre las naciones?

їDуnde estб la soluciуn al problema de Dios de la rebeliуn en Sus criaturas?

Y їdуnde se aplican las siguientes palabras?

El que quiere a su padre o a su madre mбs que a mн no es digno de mн, el que quiere a su hijo o a su hija mбs que a mн no es digno de mн; y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mн. (Mateo 10:37,38 NVI)

Si alguno viene a mн y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discнpulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discнpulo. (Lucas 14:26,27 NVI)

De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser mi discнpulo. (Lucas 14:33 NVI)

Asн que llego a la conclusiуn de que Dios ama a quienes Le temen y que por lo menos intentan hacer el bien, especialmente a aquellos que creen en Cristo y que han sido bautizados en agua.

Y sin embargo existe otro mensaje hoy en dнa que aparentemente parecen haber olvidado los Cristianos, incluyendo los ministros. Es el Evangelio del Reino de Dios.

їPor cuбntos siglos han estado orando los creyentes, Catуlicos y Protestantes: “Venga Tu Reino; hбgase Tu voluntad en la tierra como en el Cielo”?

Decimos esto en oraciуn pero no ponemos atenciуn a lo que estamos orando. їAcaso creemos realmente que el Reino de Dios va a venir a la tierra? Yo no lo creo. Siempre hablamos de ir al Cielo y vivir ahн para siempre. Asн que їpor quй estamos orando “Venga Tu Reino, hбgase Tu voluntad en la tierra”?

їQuй es el Reino de Dios? El Reino de Dios es Dios en Cristo en los santos gobernando las naciones de la tierra.

їQuй hace el Reino de Dios? El Reino de Dios obliga a toda la creaciуn a que haga la voluntad de Dios. El hombre fue creado para hacer justamente esto —para gobernar sobre las obras de las manos de Dios— Ўy hacerlo con puсo de hierro!

Al que salga vencedor y cumpla mi voluntad hasta el fin, le darй autoridad sobre las naciones asн como yo la he recibido de mi Padre y “йl las gobernarб con puсo de hierro; las harб pedazos como a vasijas de barro”. (Apocalipsis 2:26,27 NVI)

Es difнcil imaginarnos a nuestro amable y bondadoso ministro y a su congregaciуn gobernando sobre las naciones con puсo de hierro. Yo creo que mбs bien aman a las naciones, excepto cuando las naciones se vuelvan revoltosas, como la gente es propensa a volverse. Luego — їquiйn sabe? — quizб nuestra querida gente y su ministro comiencen a colocarse entre las naciones con su puсo de hierro, rompiendo algunas cabezas en el proceso.

El amor de Adбn no es muy fuerte, їno es asн?

Dios tiene un problema. Sus criaturas estбn en rebeliуn. La soluciуn de Dios a Su problema es crear una Iglesia, un Reino a travйs del cual Йl pueda gobernar a Sus criaturas.

Ahora bien, comparemos las dos versiones del Cristianismo. Una nos estб diciendo que Dios nos ama incondicionalmente, que nos perdona, que nos incita a hacer el bien, y que nos ayuda a sobrellevar los problemas de la vida.

La segunda versiуn, la versiуn del Reino, es que los santos deben volverse el lugar donde habita el Trono de Dios para que por medio de los santos Dios pueda gobernar a las naciones de personas que Йl ha creado.

їQuй tipo de exigencias tiene sobre nosotros la primera versiуn? Debemos recibir a Cristo como nuestro Salvador, ser bautizados en agua, amar y temer a Dios, comportarnos tan bien como podamos, asistir regularmente a la iglesia, dar de nuestro dinero, servir donde se requieran de nuestros servicios, y esperar pacientemente hasta que vayamos a nuestra mansiуn en el Cielo. Estas exigencias realmente son moderadas y no evitan que el creyente continъe con su vida secular como йl considere mejor.

їQuй tipo de exigencias tiene sobre nosotros la segunda versiуn, la versiуn del Reino? Debemos rendir nuestra vida para que Cristo pueda vivir en nosotros. Esta es una exigencia total y absoluta. Para nosotros vivir es Cristo y morir es ganancia. Nuestra meta principal en la vida es que todo pensamiento, toda acciуn y toda palabra estйn sujetos a la voluntad de Dios en Cristo. Se requiere el esfuerzo de toda la vida para obtener a Cristo, conocer el poder de Su resurrecciуn y compartir en Sus sufrimientos.

Personalmente, yo creo que Cristo ama a todos los que profesan creer en Йl. Quizб sea cierto, quizб no, que nosotros sуlo podemos ver la versiуn tradicional excepto cuando el Espнritu nos invita a ver mбs allб. Quizб la experiencia del Reino no sea algo que estй disponible para todos. Ciertamente hemos encontrado al hablar con algunos Cristianos que ellos sienten repulsiуn al pensar que tienen que ceder sus vidas completamente a Cristo. Quizб un ejйrcito de Gedeуn, un remanente guerrero, estб siendo formado en nuestro dнa, y es el Seсor el que estб llevando a cabo la selecciуn.

їQuй mбs puede uno concluir por el abismo que separa las dos presentaciones del mensaje Cristiano?

Yo sй que todas las promesas de Dios son para “cualquiera”. Todo individuo estб invitado a llegar a la plenitud de Cristo. Sin embargo estб muy claro que nadie puede llegar a Cristo a excepciуn de que el Padre lo atraiga, y yo creo que esto es verdad a todos los niveles de desarrollo.

Jesъs mismo dijo que algunos cosecharнan a Cristo al treinta, otros al sesenta, y otros al ciento por ciento. Supongo que la cantidad de Cristo que cosecharemos dependerб de la severa podada que estemos dispuestos a aceptar sin refunfuсar y sin quejarnos.

Existen tres dimensiones de la ъnica salvaciуn, dimensiones que resultan en que logremos vencer al acusador de los hermanos.

Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero y por el mensaje del cual dieron testimonio; no valoraron tanto su vida como para evitar la muerte. (Apocalipsis 12:11 NVI)

Aquн tenemos las tres бreas en las que los santos deben vencer al acusador.

La primera бrea es la de la sangre del Cordero. La sangre expiatoria es la base legal de toda la obra del Reino, es decir, la obra de vencer al acusador. Nacemos criaturas pecaminosas y Dios no puede aceptarnos a excepciуn de que pongamos nuestra fe en la sangre de la cruz.

Ya que nuestro trabajo es juzgar al acusador, debemos estar bajo la sangre si queremos triunfar. Debemos poseer completamente esta autoridad.

La segunda бrea en la que los santos deben vencer al acusador es por el mensaje de su testimonio. El Espнritu Santo es el que crea el testimonio en nosotros. Nuestros pensamientos, nuestras palabras, y nuestras acciones deben estar en lнnea con las Escrituras si queremos vencer al acusador. Las Escrituras manifiestan la Persona, la forma de Ser, la voluntad, y el propуsito eterno de Dios en Cristo. Si queremos vencer al acusador debemos manifestar en nuestras palabras y acciones al Dios verdadero.

El Espнritu Santo crea el testimonio en nosotros formando en nosotros la imagen moral de Cristo. El Espнritu Santo tambiйn da testimonio por medio de nosotros conforme hacemos milagrosas obras de poder. El comportamiento santo y el poder espiritual son el testimonio que vence al acusador.

Pero cuando venga el Espнritu Santo sobre ustedes, recibirбn poder y serбn mis testigos tanto en Jerusalйn como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. (Hechos 1:8 NVI)

La tercera бrea en la que los santos vencen al acusador es no valorando su vida como para evitar la muerte. Este es el бrea de consagraciуn, del “jamуn” por asн decirlo.

Este es el бrea que estб en juego hoy en dнa. їDуnde estбn los creyentes que se mantendrбn firmes por la sangre de la cruz, que cooperarбn con el Espнritu Santo conforme Йl crea el testimonio en ellos, y que luego darбn sus vidas para que Cristo pueda revelar el poder y la justicia de Su propia Persona en ellos?

Estos son los que podrбn vencer al acusador, permitiendo a Dios que le dй poder al arcбngel Miguel para echar a Satanбs de su posiciуn en los cielos, logrando asн dar por concluida la batalla.

La salvaciуn final no puede suceder hasta que Satanбs haya sido quitado de su posiciуn en el aire y que los santos victoriosos se hayan reunido en el aire para asumir las posiciones de control que estбn vacantes.

Y йl os dio vida a vosotros, y cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al prнncipe de la potestad del aire, el espнritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, (Efesios 2:1,2 versiуn Reina Valera)

Ў“Al prнncipe de la potestad del aire”!

Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Seсor en el aire. (1 Tesalonicenses 4:17 NVI)

Ў“Para encontrarnos con el Seсor en el aire”!

Luego oн en el cielo un gran clamor: “Han llegado ya la salvaciуn y el poder y el reino de nuestro Dios; ha llegado ya la autoridad de su Cristo. Porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que los asechaba dнa y noche delante de nuestro Dios. (Apocalipsis 12:10 NVI)

Asн que їdуnde nos encontramos ahora?

Confiamos en la autoridad de la sangre. Estamos cooperando con el Espнritu de Dios conforme nos transforma moralmente y nos guнa a los milagros que Йl quiere que se hagan.

Pero їacaso cargaremos pacientemente con nuestra cruz hasta que todo vestigio de voluntad propia y egocentrismo hayan sido destruidos de nosotros? Si no estamos dispuestos a permanecer en la prisiуn en la que Dios nos ha puesto entonces no hay forma de vencer al acusador, aunque estemos confiando en la autoridad de la sangre y estemos proclamando con nuestras palabras y acciones al Dios verdadero.

El “yo” debe ser removido del trono de nuestras vidas. Cristo debe ser puesto en ese trono.

Cuando Cristo estб en ese trono comenzamos a cantar: “Me deleito haciendo Tu voluntad, oh Dios. Tu ley estб en mi corazуn.” Este es el canto del Reino de Dios.

Los santos en Galacia habнan sido salvos y llenos con el Espнritu Santo. Pero estaban regresando a la Ley de Moisйs. їPor quй? Porque Cristo no habнa sido formado en ellos.

El Apуstol les dijo que una vez mбs йl estaba sufriendo dolores de parto para que Cristo pudiera ser formado en ellos.

Queridos hijos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en ustedes, (Gбlatas 4:19 NVI)

En la Biblia tenemos una imagen de cуmo serб el nacimiento del Prнncipe de las naciones. Se encuentra en el Capнtulo Doce del Libro del Apocalipsis.

La mujer es la Iglesia. Satanбs se encuentra ante la Iglesia, esperando asesinar a Cristo antes de que nazca. Pero el Hijo varуn que gobernarб las naciones fue arrebatado y llevado al Trono de Dios.

Ella dio a luz un hijo varуn que gobernarб a todas las naciones con puсo de hierro. Pero su hijo fue arrebatado y llevado hasta Dios, que estб en su trono. (Apocalipsis 12:5 NVI)

Aquн tenemos una imagen de lo que estб sucediendo en nuestra propia йpoca. Existen creyentes fieles que estбn sufriendo dolores de parto en el espнritu. Han estado cargando su cruz detrбs de Jesъs pero ahora estбn entrando a situaciones que les son nuevas y a veces estresantes. Йstas son aguas nuevas para ellos.

їQuй estб sucediendo? їAcaso Dios se ha olvidado de ellos? ЎNo! Cristo estб siendo formado en ellos. El gobernador de las naciones estб siendo formado en ellos.

Conforme Cristo es formado Йl busca el Trono de Dios. El efecto que esto tiene sobre nosotros, conforme entramos a los dolores de parto, es que sentimos la necesidad de poner nuestras esperanzas en las cosas de arriba. Es una batalla diaria. Satanбs hace todo lo que puede para que nos interesen las cosas de la tierra —aun las cosas de la religiуn. Pero conforme Cristo es formado en nosotros, Йl pertenece, en la hora actual, a la derecha de Dios en el Cielo. Por lo tanto, nosotros debemos poner nuestras esperanzas y tesoros en el Cielo.

Si nosotros mantenemos nuestra posiciуn a la derecha de Dios, entonces, cuando Cristo regrese, nosotros regresaremos con Йl y ayudaremos a la instalaciуn del Reino de Dios sobre la tierra.

Pero si nosotros, como Cristianos, permitimos que Satanбs nos haga bajar de nuestra alta posiciуn en Dios, entonces perderemos el derecho de levantarnos en la primera resurrecciуn para regresar a la tierra con Cristo. No tendremos el derecho de gobernar las naciones con puсo de hierro si no hemos obtenido la victoria sobre los esfuerzos de Satanбs de echarnos abajo.

Estб escrito que Dios sacudirб la tierra y los cielos. Tambiйn estб escrito que en los ъltimos dнas Dios permitirб que la maldad alcance hasta el ejйrcito de los cielos y que eche abajo algunas de las “estrellas”.

Creciу hasta alcanzar al ejйrcito de los cielos, derribу [echу por tierra] algunas estrellas y las pisoteу, (Daniel 8:10 NVI)

Hemos visto esto en nuestra йpoca cuando ministros sobresalientes que han estado a la derecha de Dios en Cristo han sido engaсados por Satanбs. Han sucumbido a la lujuria y han sido arrojados al suelo.

Una de las herejнas actuales mбs peligrosas es la que presenta que “una vez salvo, siempre salvo”. Mбs bien, la verdad es que podemos perder nuestro lugar en Cristo si somos descuidados. Algunos pasajes se refieren a la persona que en alguna ocasiуn fue parte de Cristo y que luego fue vencido por el pecado morando en su cuerpo.

Seremos cortados de la Vid, de Cristo, si no damos el fruto de la conducta justa y santa.

Si habiendo escapado de la contaminaciуn del mundo por haber conocido a nuestro Seсor y Salvador Jesucristo, vuelven a enredarse en ella y son vencidos, terminan en peores condiciones que al principio. Mбs les hubiera valido no conocer el camino de la justicia, que abandonarlo despuйs de haber conocido el santo mandamiento que se les dio. (2 Pedro 2:20.21 NVI)

Debemos tener cuidado de que nadie nos quite nuestra corona.

Vengo pronto. Afйrrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona. (Apocalipsis 3:11 NVI)

El pecado estб tan accesible en nuestra йpoca que algunos ministros y creyentes estбn perdiendo su amor por Cristo. Estбn viendo pornografнa por el Internet. Estбn fornicando y cometiendo adulterio. Estбn siendo echados de sus posiciones en Cristo a la derecha de Dios.

ЎEn quй increнble dнa estamos viviendo! ЎLas oportunidades son increнbles! ЎLos peligros son enormes!

El trigo y la mala hierba estбn llegando a la madurez. La justicia, que es Cristo, estб llegando a la madurez en los santos. La maldad, que es el Anticristo, estб llegando a la madurez en la gente del mundo. Por ello podemos ver cosas terribles que les suceden a las personas conforme Satanбs y sus demonios intentan saciar la ardiente lujuria por medio del cuerpo humano (del polvo), con lo que Dios los maldijo en el principio.

Podemos considerar que los esfuerzos que hicieron los Cristianos anteriormente fueron como campos de instrucciуn bбsica. Ahora, en nuestra йpoca, tenemos la cumbre a la vista. Estб ahн para todos a los que les interese lo suficiente como para hacer el esfuerzo de subir hasta arriba. La cumbre es el lugar donde nos hemos vuelto “uno” con Cristo en Dios asн como el Padre y el Hijo son Uno.

Ya no seremos compaсeros con Dios. Nos habremos convertido, por medio de Cristo Jesъs, en una parte нntegra de Dios. Debido a esto, Dios puede darnos la plenitud de Su Gloria.

їQuй hay de ti? їEstбs dispuesto a rendir tu derecho de ser un individuo para volverte uno con Jesucristo? Esta muerte y resurrecciуn son absolutamente necesarias si quieres ser un soldado en el ejйrcito del Seсor y regresar con Йl para echar a Satanбs de la tierra.

Tus esfuerzos religiosos muestran dedicaciуn. El que estйs dispuesto a morir para que Cristo pueda vivir muestra consagraciуn. Dios requiere de huevos con jamуn.

Yo creo que nuestra йpoca es ъnica en lo que se refiere a la formaciуn de Cristo en nosotros. No hay duda de que han existido santos a travйs de la historia de la Iglesia que han sido llevados mбs allб de la experiencia bбsica Cristiana a la unidad con Cristo. Pero tal plenitud parece haber estado fuera de la experiencia de la mayorнa de la gente Cristiana. Aun en esta йpoca la idea de entrar al Reino de Dios por medio de la consagraciуn total de nuestra vida no parece ser predicada ni enseсada con ninguna profundidad.

Lo que escuchamos, como he seсalado, es que Dios nos ama; ha perdonado nuestros pecados; y estб listo para ayudarnos a sobrevivir las dificultades de la vida sobre la tierra. Nuestra meta es vista como la residencia eterna en el Cielo. La idea de que debemos ceder nuestra vida para poder vencer al acusador quizб sea nueva para algunos.

Existe evidencia en las Escrituras de que el surgimiento de Cristo en la Iglesia parece estar reservado para los ъltimos dнas, para los dнas en los que estamos viviendo.

Por eso Dios los entregarб al enemigo hasta que tenga su hijo la que va a ser madre, y vuelva junto al pueblo de Israel el resto de sus hermanos. (Miqueas 5:3 NVI)

“Hasta que tenga a su hijo la que va a ser madre.”

їQuiйn estб a punto de ser madre [con dolores de parto]? Los santos.

їQuiйnes estбn naciendo? Los hermanos de Cristo.

їQuй harбn los hermanos de Cristo?  Volverбn “junto al pueblo de Israel”.

Aun en йsta йpoca vemos entre los Cristianos el deseo de regresar a la tierra de Israel para ayudar al pueblo Judнo. Este es un precursor del dнa seсalado en el que un remanente militar de la Iglesia traerб salvaciуn a la tierra fнsica y al pueblo de Israel.

Hermanos, quiero que entiendan este misterio para que no se vuelvan presuntuosos. Parte de Israel se ha endurecido, y asн permanecerб hasta que haya entrado la totalidad de los gentiles. De esta manera todo Israel serб salvo, como estб escrito: “El redentor vendrб de Siуn y apartarб de Jacob la impiedad.” (Romanos 11:25,26 NVI)

Nuevamente en Isaнas podemos observar el momento en que Cristo surge de la Iglesia.

їQuiйn ha oнdo cosa semejante? їQuiйn ha visto jamбs cosa igual? їPuede una naciуn nacer en un solo dнa? їSe da a luz un pueblo en un momento? Sin embargo, Siуn dio a luz sus hijos cuando apenas comenzaban sus dolores. (Isaнas 66:8 NVI)

Nuevamente en el Libro de Apocalipsis podemos observar un indicio de que el misterio del Evangelio, que es Cristo en nosotros, serб completado cuando llegue el fin.

En los dнas en que hable el sйptimo бngel, cuando comience a tocar su trompeta, se cumplirб el designio secreto de Dios, tal y como lo anunciу a sus siervos los profetas. (Apocalipsis 10:7 NVI)

La referencia es al Libro de Zacarнas:

Asн que el бngel me dijo: “Йsta es la palabra del SEСOR para Zorobabel: ‘No serб por la fuerza ni por ningъn poder, sino por mi Espнritu dice el SEСOR Todopoderoso’. їQuiйn te crees tъ, gigantesca montaсa? ЎAnte Zorobabel sуlo eres una llanura! Y йl sacarб la piedra principal entre gritos de alabanza a su belleza.” (Zacarнas 4:6,7 NVI)

La Piedra Angular del Templo eterno de Dios, que es la Iglesia Cristiana, es el Seсor Jesucristo. Cristo tambiйn es la Piedra principal.

En los ъltimos dнas Dios completarб Su obra de formar a Cristo en Su Iglesia, y no serб por la fuerza ni por ningъn poder, sino por Su Espнritu.

En nuestra йpoca la revelaciуn de “Cristo en ti” casi no es conocida. El йnfasis siempre es Cristo con nosotros: el Cristo de la historia; el Amigo de hoy; y el Seсor del futuro. Todos estos estбn basados en el concepto de que Cristo estб con nosotros. Esperamos verlo en el Cielo.

Pero la idea de Cristo en nosotros es totalmente diferente. Parece ser que sуlo recientemente el concepto de que Cristo estб en nosotros ha tomado una forma mбs sуlida y bнblica para que podamos buscarlo.

Pero Cristo en nosotros es el Reino de Dios. El Reino no se trata de Dios amбndonos, perdonбndonos, y ayudбndonos a pasar las presiones de la vida. El Reino de Dios es Dios en Cristo siendo formado en y morando en los miembros de Su Cuerpo, de Su Iglesia. El Reino resulta en alejar a Satanбs de todos los puntos en donde se encuentra atrincherado. їPuedes ver cуmo esto es diferente de que Dios nos ama, nos perdona, y nos ayuda a sobrevivir las presiones de la vida? El punto de vista contemporбneo estб enfocado en el bienestar de la gente. El punto de vista del Reino estб enfocado en el bienestar de Dios y Su Cristo.

El punto de vista contemporбneo pone relativamente pocas exigencias sobre nosotros. El punto de vista del Reino exige total consagraciуn a la Persona y voluntad de Dios.

Asн es como obtenemos huevos con jamуn. La gallina da huevos como una parte natural de su vida. Pero el puerco tiene que morir si queremos tener jamуn.

La religiуn Cristiana puede ser quizб una parte natural de nuestra ocupada rutina diaria conforme intentamos ganar dinero.

Pero para que Cristo pueda surgir en poder del Reino nosotros debemos ser crucificados con Cristo al grado de que Cristo estй viviendo en nosotros. Esta es la posiciуn suprema de poder y fructificaciуn, la autorizaciуn original que Dios ordenу con respecto al hombre.

La fiesta solemne de la Pascua en el Antiguo Testamento nos habla de la necesidad que tenemos de la sangre del Cordero.

La fiesta solemne de Pentecostйs que se encuentra en el Antiguo Testamento nos habla de que despuйs de recibir la sangre del Cordero debemos enfrentar la ley moral de Dios en la forma del Espнritu Santo.

La tercera fiesta, la fiesta de las Enramadas, es la que es el Reino de Dios.

La sangre nos da la autoridad necesaria para entrar al Reino.

El Espнritu Santo de Pentecostйs nos da la sabidurнa y el poder necesarios para entrar al Reino.

Pero el que realmente entremos al Reino depende de que estemos dispuestos a ceder el trono de nuestra vida al Padre de nuestro Seсor Jesucristo.

Nosotros obtenemos salvaciуn por medio de la sangre del Cordero.

Nosotros obtenemos la sabidurнa y el poder para llevar una vida santa por medio del Espнritu Santo.

El tercer nivel, el de la consagraciуn total, tiene que ver con obediencia estricta al Padre.

їAcaso estamos dispuestos a clamar “Mбs no se haga mi voluntad sino hбgase la Tuya”?

Hasta el Seсor Jesъs mismo fue probado en el бrea de la obediencia extrema a Dios.

A veces me pregunto cуmo el envejecido Abraham pudo encontrar la fuerza para ofrecer a Isaac como sacrificio, lo cual realmente tenнa la intenciуn de hacer. El acto ya habнa sido ejecutado en el corazуn del obediente Abraham.

Sin embargo, Abraham no habнa vuelto a nacer. Йl no poseнa la diversidad de virtudes Divinas que nosotros poseemos. Cristo no estaba viviendo en йl.

їAlguna vez te has preguntado cуmo logrу Abraham demostrar tal obediencia estricta a Dios? El comportamiento de Abraham hace que nos avergoncemos de nosotros mismos, їno crees?

Y sin embargo fue a travйs de este acto de obediencia que Abraham recibiу la promesa con respecto a su descendencia.

Mucho йnfasis se pone en йsta йpoca en el uso que Pablo le da a la fe de Abraham para probar que Dios podнa considerar a las personas justas sin que tuvieran que obedecer la Ley de Moisйs y sуlo en base a su fe.

Pero un estudio mбs cuidadoso de las Escrituras nos mostrarб que la herencia vino tambiйn por la obediencia de Abraham a los mandamientos de Dios.

Multiplicarй a tus descendientes como las estrellas del cielo, y les darй todas esas tierras. Por medio de tu descendencia todas las naciones serбn bendecidas, porque Abraham me obedeciу y cumpliу mis preceptos y mis mandamientos, mis normas y mis enseсanzas. (Gйnesis 26:4,5 NVI)

Podemos observar por el versнculo anterior que cuando ponemos йnfasis en sуlo lo que Abraham creyу, sin tomar en cuenta que obedeciу los mandamientos de Dios, entonces no tenemos un entendimiento balanceado de la manera en que Dios trata con nosotros.

Huevos con jamуn. їLe ofreceremos a Dios sуlo un servicio de dedicaciуn? їO le daremos nuestra vida completa? Nada menor a esto nos ayudarб a permanecer victoriosos durante la era de horrores morales que estб por llegar sobre nosotros.